2020 contrastes

la alianza

 

 

 

Próximamente

Ni desaparecimos, ni nos rendimos: ¡Así no amiguitos, así no!

EDITORIAL: Esta es nuestra respuesta a quienes anunciaron que a contrastes.co lo habían liquidado

0
0
0
s2sdefault

EDITORIAL: Esta es nuestra respuesta a quienes anunciaron que a contrastes.co lo habían liquidado

 

 

*Aunque nuestro portal web Contrastes.co se encuentra en este momento bajo injuriosos e infames ataques, nos ratificamos en nuestra posición: "Ni nos rendimos, ni nos vamos, nacimos en Soledad hace más de nueve años y aquí nos quedamos, informando a la gente con seriedad y responsabilidad. Ni somos oficialistas ni de oposición, nuestro trabajo es hacer perioodismo". 

*Si todo esto es por las pautas publicitarias estamos verdaderamente ante una especie de ‘crimen de prensa’, se trata de intentar “matar” -en el más completo sentido figurativo de la palabra- a un medio de comunicación, para acomodarse en la distribución de pautas.

Por Guillermo León Pantoja

Nunca hubiese querido despachar esta nota, porque no considero que deba ir por allí brindando explicaciones en público de cosas que deberían ser privadas; pero no queda más remedio que escribirla, en virtud de los comentarios que -desde el pasado domingo 1° de marzo- han aparecido en la red social Facebook acerca de la supuesta “liquidación del portal www.contrastes.co  después de 9 años de funcionamiento”. Y debo hacerlo más bien por respeto a los amigos y seguidores que a diario leen este sitio web, buscando el análisis y la opinión que pocos medios locales pueden brindarles.

Me acaban de enviar la captura de un post que aparece en un perfil de la red social Facebook, a nombre de alguien denominado Ricardo Díaz, a quien no conozco, ni tengo la menor idea de quién sea. En el mismo se afirma que “después de estar 9 años en la red virtual, anuncian la liquidación del portal Web Contrastes tv”. Y que la información fue supuestamente confirmada por “su propietario Carlos Gualdrón”.

La versión corta es que la sociedad con mi amigo Carlos Gualdrón -esposo de mi amiga la ex alcaldesa Astrid Barraza y cuñado de mi también amigo, el diputado Sergio Barraza Mora, a quienes admiro entrañablemente- está en proceso de disolución, pero ha sido imposible reunirnos para finiquitar el asunto, por lo que considero grave, ruin y despreciable acudir a perfiles anónimos en las redes sociales para anunciar la liquidación de un portal que, como todos pueden ver, aún está en la web y permanecerá aquí mientras no solucionemos el tema. Inicié este proceso hace más de nueve años cuando Contrastes Periodismo de Conciencia era una revista impresa.  De modo que si se ha terminado con algo es con un proyecto denominado ContrastesTV -que también fue idea mía- que únicamente tenía vida en redes sociales.

La verdad es que aquí estamos y aquí seguiremos firmes en nuestra premisa y única forma de ver las cosas: ¡Primero el periodismo!

capturas

Pero… ¿Y qué otra cosa es el periodismo, sino la infatigable búsqueda de la verdad? 

Ahora bien, si desean leer la versión larga, es la siguiente:

ContrastesTV, un producto de Contrastes.co

Aclaro que mi amigo y socio, el ingeniero Carlos Humberto Gualdrón Rivera, es propietario únicamente del 50% de la empresa que registré en 2014, Contrastes Periodismo de Conciencia SAS, luego de que yo le cediera -sin pago alguno de su parte- la mitad de la empresa, al asociarnos en enero de 2017 la unión se celebró con el objeto de fortalecer la empresa y abrir un canal de televisión web, un proyecto periodístico que -como ya dije- es de mi absoluta iniciativa. De febrero a noviembre de ese año -y únicamente en ese año- Gualdrón nos entregó mensualmente la cantidad de 4 millones de pesos, destinados al sostenimiento, logística, pago de nómina y al desarrollo digital del canal web ContrastesTV, con todo lo que ello implicaba, ese fue todo el recurso financiero que recibimos por parte de Gualdrón y aún conservo las fotocopias de los cheques. Las adquisiciones de equipos, como cámaras y demás, las hice en Estados Unidos a través de mis tarjetas de crédito, pero con recursos de Gualdrón, también tengo los soportes, por si alguien los quiere. Con todo, el andamiaje de ContrastesTV quedó listo a finales de ese año.

Debo apuntar que durante el año 2017 debimos renunciar a la pauta con la alcaldía de Soledad en el portal web -que constituía nuestra única entrada financiera- porque había un distanciamiento político entre Gualdrón y el ex alcalde Joao Herrera; de manera que gestionamos las pautas de la firma Triple A, por diez millones de pesos el año, y de la empresa InterAseo, por otros 20 millones, pero ninguno de los contratos se finiquitó, ni siquiera se firmaron, por lo que tampoco hubo entradas por parte de pauta privada durante todo ese año. Sospecho que había el temor a una inhabilitación por parte de nuestro socio, pero no podría comprobarlo, así que mal haría en asegurarlo.

2018: Una candidatura inesperada

El año pasado, una vez que Gualdrón decidiera lanzar su candidatura a la alcaldía de Soledad, opté por hacerme a un lado, por el simple hecho de que el periodismo y la política, aunque suelen ir de la mano y trabajar juntos sobre todo en temporadas proselitistas, no necesariamente comulgan o se sientan en la misma mesa. En ese momento le encargué la dirección del canal de televisión ContrastesTV al periodista Victor Manuel Cachay, a quien considero mi amigo y colega y quien empezara a trabajar con nosotros en 2018, año en el que, por cierto, me correspondió costearlo todo en la medida de mis posibilidades; desde los almuerzos (casi siempre arroz chino) hasta pasajes y algo de efectivo para los muchachos. Recuerdo, incluso, haber tenido que presentar eventos para una fundación social con el objeto de cobrar y darle algo a mi equipo de trabajo.

Contrastes y los mejores

Pero volviendo al año pasado, en la producción continuó Nilton Molina, otro viejo amigo de mil batallas que entró luego de que saliera -por desavenencias con Gualdrón- mi primer equipo de trabajo, entre ellos el comunicador social-periodista Manglio Bovea (ahora director de la revista Primer Plano y del portal primerplano.com.co), el reportero gráfico Marcos Bravo y el comunicador social y productor de cine y televisión, Ronald Marriaga; sin mencionar a nuestro sempiterno editor, Fernando Castañeda, el comunicador social y músico Lester Padilla y su hermana, la comunicadora y productora de televisión Yamile Padilla. Recuerdo que teníamos como productor y diseñador a Jesús Marriaga, a quien conocí gracias a su profesor en el Sena, Ronald Marriaga, quien fue el artífice del modelo de televisión web que juntos desarrollamos, pero que lamentablemente nunca implementamos, a pesar de ser un eficiente modelo, muy adelantado al momento y que aún, curiosamente, no ha sido utilizado. En contenidos, siempre contamos con el valioso aporte del joven periodista Alfredo De La Hoz, quien por cierto, fue ‘despedido’ hace un mes por Gualdrón a través de Victor Cachay, sin siquiera brindarle una explicación, lo que me pareció un exabrupto y una verdadera desconsideración, ya que fue precisamente él quien nos presentó a Cachay, un gran profesional de nacionalidad peruana, de quien espero mucho más de lo que hasta ahora he visto. No creo haber mencionado que todo el personal que trabajó conmigo es 100% soledeño, altamente profesional y confiable.

El tema es que, al finalizar el proceso electoral del año pasado, en numerosas oportunidades intenté comunicarme con Carlos Gualdrón, sin recibir respuesta alguna; por lo que decidí hablar con el abogado Ronal López Barreto, quien siempre fue el asesor jurídico de contrastes.co, con el objeto de que nos sirviera como conciliador entre Gualdrón y yo, buscando la manera de terminar con la sociedad en los mejores términos. Pero por lo visto esto fue y parece ser imposible. Nunca más lo he visto, ni he vuelto a hablar con él. Si alguien lo ve, por favor dígale que aún lo estimo y que nos debemos un tinto.

Lo que es y será Contrastes.co

Pero más allá de eso -porque quizás se haga tedioso contar toda la historia- quisiera hacer énfasis en el trabajo serio e incuestionable que durante más de nueve años, a pesar de numerosas crisis y de no caerle bien a varios gobiernos, hemos venido realizado en contrastes.co el primer portal web de los soledeños, con más de un millón de lectores y donde se puede aún -en medio del fuego cruzado de decenas de perfiles falsos, malinformando a la gente- confiar en la veracidad de las noticias. Por mucho que hoy, bajo artimañas y medias tintas, quieran o pretendan desestimar nuestro trabajo, creyendo que la historia se puede retorcer o desfigurar, mediante la incesante repetición de mentiras en redes sociales. Anecdóticamente, hubo un momento en el que las personas esperaban a que publicáramos una noticia para darla por cierta, ¡Así estaban las cosas en Soledad!

¿Una siniestra maniobra oportunista?

Luego de nueve años, lo que veo es que se pretende imponer la idea de que se trata de “una siniestra maniobra oportunista, por parte de un inescrupuloso empresario que desea controlar todo, incluyendo la forma de hacer periodismo, y de un equipo de amigos que, lamentablemente, le siguen el juego”, cosa que me niego a creer, una idea que -sin duda- me resisto a creer que sea cierta. Pero es indudable, también, que resulta por lo menos mezquino tratar de construir algo encima de unos pilares que aún se encuentran firmes; por lo que es una desafortunada circunstancia que ineludiblemente induce a la duda.

¿Se necesita un mecenas?

No puedo negar que me siento algo o bastante decepcionado; porque pensé -y celebré- que mis amigos Victor Manuel Cachay y Niltón Molina, emprendieran una nueva iniciativa periodística juntos; pero sin jefatura empresarial, ni política, como la que parecen tener. Creí que lo harían solos, como han hecho, poco a poco, los periodistas que se han dado cuenta que hoy -y gracias a las nuevas tecnologías- para ejercer con dignidad este arriesgado y nunca bien pagado oficio de informar, no necesitan de mecenas, ni financistas, sino del coraje y la voluntad que entrañan el emprendimiento. Pero creo que me equivoqué, a juzgar por los comentarios de un perfil en Facebook, de quien no tengo la remota idea de quien sea, pero que motivó a que los amigos me enviaran la captura de su infame post.

El periodismo de verdad no se negocia

En cuanto a eso de que “todo parece indicar que Guillermo Pantoja no seguirá al frente de la dirección del portal informativo”, debo decir que el portal está funcionando muy bien, gracias a Dios, porque nunca estuvo a la venta, para tranquilidad de quienes nos aprecian, e intranquilidad de quienes gratuitamente nos adversan; por ahora queda www.contrastes.co para rato sencillamente  porque el periodismo de verdad, no se negocia.

Es la pauta, es la pauta…

Ah se me olvidaba, creo percibir la intensión de todo este embrollo en este último párrafo en el que se notaron por completo las costuras de lo que se busca y no es nada más que contratos publicitarios: “Contrastes TV de propiedad del empresario Carlos Gualdron designó en la dirección del canal, Fan Page y Portal Web al periodista peruano Víctor Cachay, el estará manejando el tema de entrevistas, notas periodísticas y pautas publicitarias”.

Si todo esto es por las pautas publicitarias estamos verdaderamente ante una especie de ‘crimen de prensa’, se trata de intentar “matar” -en el más completo sentido figurativo de la palabra- a un medio de comunicación, de intentar liquidarlo, desaparecerlo, con la intención de acomodarse en la distribución de pautas; sin darse cuenta que no es el medio lo que hace al periodista, sino la forma de hacer periodismo lo que definitivamente hace al medio, que no es lo mismo. Si fui asaltado en mi buena fe, por mercenarios de la noticia o depredadores empresariales, no lo sé exactamente; pero la vida da suficientes vueltas como para saberlo en cualquier momento. Pero de algo si estoy seguro y es que aquellos que creen consolidar oportunidades aún a costa del proyecto de vida de alguien, finalmente terminan mal, para ser periodistas primero debemos ser buenas personas. Por ahora aquí estamos y aquí seguimos, haciendo periodismo de verdad.

  • Lo Último

  • Recomendados

Loading
Loading